Laguna Monja Blanca

 LAGUNA MONJA BLANCA

laguna 

En Palencia existen diversas regiones  dignas del turismo interno de nuestro país, este municipio se encentra a tan solo 28 Kms de la ciudad capital  manteniendo aún gran cantidad de área boscosa,  su nombre se remonta al año 1624 era una hacienda la cual fue comprada por Matías de Palencia y de allí su nombre,

Éste municipio se dedica directamente a la producción de hortalizas y verduras las cuales son llevadas a la ciudad capital para su venta, siendo los productos más importantes, el tomate, la papa, el güisquil, chile pimiento, zanahoria, repollo, brócoli, coliflor, chile jalapeño, entre otros productos que van directo a la cocina de las amas de casa en toda Guatemala y Centroamérica.

Así mismo la diversidad ecológica da la bienvenida a propios y extraños en todo momento, quienes encuentran en éste municipio un lugar digno de visitar.

Dentro de las áreas más visitadas se encuentra la laguna Monja blanca la cual representa en este municipio un lugar maravilloso  para salir con toda la familia o planificar un excelente encuentro con los amigos y la naturaleza.

 

Esta hermosa laguna está  situada a solo 3 Kms de la cabecera municipal de Palencia, la vía de acceso se encuentra en excelente estado aunque es aun de terracería manteniendo íntegro el ambiente rupestre  que da mayor realce a la travesía.

Icono del municipio de Palencia, la cual tiene su nombre desde el año 1967, cuando el alcalde en funciones de aquel tiempo, Don Jorge Ochoa  la bautizó así, ya que las flores de las ninfas que se encontraban allí eran tan blancas como la misma monja blanca, Símbolo patrio de nuestra nación.

Hoy en día ésta laguna es continuamente visitada, en sus alrededores se encuentra una pequeña carretera que permite realizar travesías en bicicleta a caballo o simplemente realizar un recorrido a pié.

En ella se encuentran instalaciones para estar, en las cuales se puede realizar un delicioso churrasco y así compartir con toda la familia, así mismo cuenta con un área deportiva para dispersión de los jóvenes y un área en especial con juegos especiales para los chiquitos que con mucha alegría convierten el momento en una sana diversión rodeados pospuesto de un majestuoso paisaje que pinta al fondo una vista maravillosa hacia las montañas de Palencia donde resalta el hermoso  Cerro Tomastepec.

En este bello lugar  si su paciencia se lo permite, usted puede practicar la pesca de tilapia, desde la orilla de la laguna o si así lo prefiere desde un muelle que fue construido allí para realizar ésta práctica.

Según indican los pobladores de la localidad, la laguna se formó al principio como una acumulación de agua que por poca profundidad tendía a enturbiarse por falta de corriente, pero luego de que se dragara el área se añadieron corrientes desviadas de pequeños ríos y nacimientos adicionales, hasta aumentar su tamaño.  De esta manera el agua se oxigena y se integra por completo a un ecosistema del cual forma parte esencial.

 

Los peces fueron agregados tanto para enriquecer el ecosistema existente como para proveerles a los pobladores una fuente de alimento e ingresos variada, así como distracción y atractivo para los visitantes.

Para pescar

Se permite la pesca sin atarraya ni redes, ya sea en la orilla de la laguna para capturar tilapias, mojarras e incluso langostas, o bien se puede rentar una lancha y adentrarse en las áreas profundas para pescar ejemplares de mayor tamaño.

¿Cómo llegar a la Laguna Monja Blanca?

 

Desde la capital se debe dirigir hacia la carretera al Atlántico rumbo a Palencia.  Se ingresa a la avenida principal siguiendo el rumbo a la izquierda y cruzando en la primera esquina.  Este camino lleva en descenso hasta finalizar en un tramo de terracería, no tomar el cruce a la izquierda antes de la terracería porque retorna a la ciudad.

 

Este tramo es abundante en rocas sueltas, por eso no lleve vehículo bajo ni sobrecargado. Al poco tiempo de transitar por él se alcanza a divisar la Laguna Monja Blanca.  Hay un estacionamiento ubicado frente a la cancha deportiva.

 

El ingreso no tiene costo, solo se espera el buen comportamiento de los visitantes, quienes pueden disfrutar del lugar siempre que no perturben el ecosistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *